ESPERANZA MOYA esp

Esta entrevista fue publicada originalmente en Metal Magazine.

ENTREVISTA: ESPERANZA MOYA

“Retrato de una dama”

tliduxa887mgewhbzpf3

Esperanza Moya fue una niña que se enamoró de la fotografía, pero tuvieron que pasar muchos años y una facultad de periodismo por medio, para que se convenciese de que esa podía ser también una profesión y se entregara de lleno a ella. Esta joven fotógrafa jienense que actualmente reside en Barcelona, ha trabajado para revistas como Vogue Kids BrasilGlamourQvest  o Grazia, ha hecho campañas para firmas como Lefties, Tommy Hilfiger Kids o Reebok, y entre tanto también hace sus sesiones propias, donde expresa sin límites todo lo que le apetece. Hablamos con ella para descubrir todo aquello que siente detrás de la cámara y saber más de su vida.

 

Fabrizzio Morales:  Naciste en Jaén, te fuiste a Madrid, luego Milán y ahora Barcelona. ¿Qué te ha aportado cada uno de estos lugares? Esperanza Moya:   Quien soy tiene mucho que ver con la niña que creció allí, soñadora y tozuda, positiva y perseverante, reflexiva e inconformista… La necesidad de querer más hizo que dejara Jaén para empezar otra etapa en Madrid, que para mi, a los 19 años, me la imaginaba como una gran ciudad llena de oportunidade (tipo Hollywood, jjajajaja). Todavía tenía que descubrir lo que realmente me llenaba, pero mientras tanto iba explorando todo aquello que me interesaba: escribir, aunque lo llevo haciendo desde los 12 años, en esta etapa me dio fuerte por la crítica de cine, estaba obsesionada por la música, leía a todas horas, iba a todas las expos que inauguraban… Bueno, lo típico de la edad! Estás motivado por mil cosas diferentes y vas picando de todo un poco para llegar a ser la persona que luego serás. Y ahí estaba, buscando el medio por el que expresarme a gusto. Siempre había algo que hacer en Madrid y yo no quería desaprovechar eso. También fueron mis años más gamberros, jeje, me lo pasé muy bien en la capital. 🙂

El año que pasé en Milán lo recuerdo con mucho cariño. Fue un año de no parar de viajar por Italia y de dar con gente maravillosa que se convirtió en mi familia. Muy guay. Y Barcelona me ha aportado madurez, responsabilidades y he encontrado mi verdadera vocación finalmente aquí.  Creo que en Barcelona hay ganas de hacer cosas y mucho talento. Y estar en ese entorno ayuda a que quieras superarte, a no anclarte. Aunque aún me queda o eso espero muchas fases por recorrer, y también ciudades, de momento sigo aquí. La vida es larga aunque parezca corta.

FM: Estudiaste periodismo en Madrid, ¿Qué fue lo que te marcó en la facultad para darte cuenta que querías ser fotógrafa? EM: El cine y el foto-periodismo. En la facultad, de todas las asignaturas que tuve fue la de Crítica de Cine y la de Foto-periodismo las que me tenían como loca. Creo que siempre quise ser cineasta, mi adicción por la escritura y mi fascinación por el cine me daban pistas, pero al final me decanté por la fotografía (o al menos por ahora, quién sabe). La verdad, disfrutaba como una enana en el laboratorio de la facultad esperando a que se revelaran aquellas imágenes que hoy se convierten en recuerdos. Ese punto de detener el tiempo es lo que más me llamaba la atención de la fotografía y me sigue llamando hoy.

papiermache-13-wildgirl_esperanzamoya-home

FM: En los tiempos digitales que vivimos hoy en día, tú eres una enamorada de la fotografía analógica, cuéntame el porqué. EM: Por su magia, por su no inmediatez. Me encanta tener películas acumuladas, llevarlas y encontrarme con momentos irrepetibles, luces, lugares, situaciones cotidianas, en definitiva, recuerdos de aún un pasado no tan lejano. Lo que más me atrapa es la connotación de sorpresa que tiene la película.

FM: Hablando de Foto-periodismo y moda, en su momento Susan Sontag llevó a Annie Liebovitz a la guerra en Sarajevo para que tuviese  otra visión y se alejara del glamour de Hollywood, ¿consideras que es necesario para un fotógrafo vivir ese tipo de experiencias? EM: Me parece realmente interesante vivir esos dos mundos tan opuestos, aunque no creo que sea necesario para todo fotógrafo de moda. Es más, en mi caso, justo yo me alejé de la noticia, de la cruda realidad para adentrarme en un mundo visto a través de una lente, la mía. No me veía cada día soportando lo mal que está todo. Yo quería vivir en un mundo menos malo, más irreal pero también esperanzador. También está bien detener el tiempo para tener constancia de la belleza que hubo en ese preciso instante. Y yo soy más de fijarme en la belleza que en lo feo.

FM: Eres mujer y fotógrafa, por cuáles “colegas” sientes más admiración, la ya mencionada Annie Liebovitz, la fotógrafa de guerra Christine Spengler, Graciela Iturbide, la mítica Dorothea Lange… ? EM: De las que nombras todas me parecen grandes mujeres que se dedicaron a un tipo de fotografía documental y comprometida a la que yo no pertenezco, excepto Annie Liebovitz, y que de todas sus etapas, la que más me gusta es la Liebovitz de sus comienzos, con sus cámaras pequeñas y trabajando para la Rolling Stone. Pero por ejemplo, Carol Jerrems es una fotógrafa a la que admiro mucho y además, casualmente muere en el año en que yo nazco y yo nazco en la misma fecha que lo hizo ella. Siempre me ha llamado mucho la atención este dato. 🙂

De Sally Mann me encantan la fotografías que hace de sus tres hijos. Tienen un punto macabro, provocador pero mágico al mismo tiempo. Está un poco tocada, pero siempre me han flipado estas series captadas de sus hijos.

Francesca Woodman es otra fotógrafa que me gusta, cuya obra decadente y surrealista refleja su mundo interior atormentado.

Y Diane Arbus, que fue mi gran descubrimiento cuando empezaba a estudiar fotografía y a la que admiro muchísimo.

Te contesto con mujeres porque me has preguntado así, pero creo que en la admiración no importa el género. Hay muchísimos fotógrafos masculinos a los que admiro también.

FM: Pasando ya a tu trabajo, ¿en las sesiones, qué prefieres, la naturalidad o la puesta en escena? EM: Prefiero la naturalidad pero puesta en escena. Es decir, soy más de plantear situaciones teniendo en cuenta la idea, y crear una especie de guión. Lo que quiero es conseguir que sea creíble, captar la naturalidad de la situación en cuestión. Creo que estoy muy influenciada por el cine. Me lo imagino todo en fotogramas. Y luego está la improvisación. Me gusta que a partir de aquí pasen cosas, de ahí que puedan convivir naturalidad y puesta en escena.

BOBOLI-SS2017-esperanzamoya-home

FM: En tus fotos, si buscas inspiración, eres más de Irving Penn, Helmuth Newton, o de Steven Klein, Mert Alas y Marcus Piggot? EM: La verdad es que me inspiro más en situaciones cotidianas, imágenes anónimas que me van al dedo con alguna idea que me esté rondando, personajes de una peli o una luz determinada en cualquier lugar. Si tuviera que dar nombres de fotógrafos: David Hamilton, Jean Loup Sieff, Avedon… Tengo algo con los 70’s, y de esa época me inspira cualquier cosa.

FM: Cuando no estás trabajando para clientes realizas sesiones para ti misma, ¿qué pasa en esas sesiones que las hace tan especiales para ti? EM: Que disfruto de verdad. Es cuando me doy cuenta de lo importante que es hacer fotos para uno mismo y con gente con la que conectes 100%.

FM: Viendo tus fotos es sorprendente el uso que haces de la luz, ¿podríamos decir que es una de tus señas de identidad? EM: Sí, supongo, pero es que la luz es de los rasgos más importantes que definen el trabajo de cualquier fotógrafo, no?

FM: ¿Qué diferencia hay cuando planteas una editorial para una revista a una campaña publicitaria? EM: En una editorial (para una revista comercial) se es un poco más libre a la hora de plantear una historia, hay más margen para hacer la luz que uno quiera, para proponer e incluso para editar. En una campaña estás más limitado en todo esto. Lo ideal sería que todo lo que hago fuese trabajo personal y que los encargos un medio para poder realizarlos. Pero es difícil.

FM: A la hora de trabajar para clientes siempre existen imposiciones de estilo, idea y demás, ¿Cómo manejas todas esas imposiciones? EM: Intento siempre que puedo llevarlo a mi terreno, trabajando en la idea en cuestión y compartiéndola con el resto del team. A veces lo consigo, otras me acerco y otras me quedo en el intento. No sé no implicarme.

FM: ¿Y en el futuro qué campañas publicitarias te gustaría disparar? EM: Estaría bien un Stella Mcartney Kids.  Me flipa su filosofía a parte de sus diseños 😀

FM: En los editoriales trabajas con estilistas, maquilladores, iluminadores y demás, ¿con quién armarías tu “dream team”? ¿Y qué estilista sueñas con tener en una sesión? EM: No sueño con un “dream team” en concreto. No sé, creo que por mi forma de ser, soy más de ir viendo qué pasa a medida que está pasando.

FM: ¿Y en el futuro, Jaén, Barcelona, o dónde? EM: No pienso mucho en eso. ¡Ya veremos! Aunque me gustaría estar más cerca de mi familia, eso sí lo sé.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s